El centro de todas las miradas

El entorno

Gracias a la situación del puerto en plena capital, Ibiza Magna ofrece todas las ventajas y posibilidades de una gran ciudad. A la vez que es un punto céntrico para visitar otras infraestructuras y paisajes de los alrededores.

Las playas ibicencas

– y las de la cercana Formentera -, sus paisajes de contrastes, su ambiente tolerante, la oferta de ocio y su hospitalidad, han convertido a esta isla en uno de los principales destinos turísticos en todo el mundo.

Museo Arqueológico

Ubicado en Dalt Vila, en la plaza de la Catedral, muestra los restos históricos de Eivissa y Formentera desde los primeros pobladores hasta la conquista catalana del s. XIII.

Museo de Arte Contemporáneo

Situado en Dalt Vila, la ciudad antigua de Eivissa, ocupa uno de los caserones más emblemáticos en el interior de la muralla.

Dalt Vila

El centro histórico de la ciudad, junto al puerto, requiere un paseo a pie por sus calles con el fin de ir descubriendo la infinidad de edificios institucionales, palacetes y vistas espectaculares –la Catedral, la Zona de Es Soto y el mirador del Ayuntamiento– por un lado y, por otro, la inmensa variedad de comercios de artesanía, ropa o calzado y oferta de restaurantes y bares de copas de reconocimiento internacional. Declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.